www.fallenangelofrock.com


    <<CRÍTICAS NOVEDADES>> PARIS - ONLY ONE LIFE (60/100)

    Comparte
    avatar
    #HardRock_&_AOR
    Fallen Angel Gold

    MENSAJES : 1300
    17042013

    <<CRÍTICAS NOVEDADES>> PARIS - ONLY ONE LIFE (60/100)

    Mensaje por #HardRock_&_AOR




    PARIS - ONLY ONE LIFE

    60/100


    Discográfica: Avenue Of Allies
    Estilo: AOR
    Productor: Alessandro Del Vecchio


    Formación:
    Frédéric Dechavanne: Cantante, Teclados
    Sébastien Montet: Guitarras

    Músicos Adicionales:
    Anna Portalupi: Bajo
    Alessandro Mori: Batería
    Alessandro Del Vecchio: Coros
    Steve Newman: Coros
    Robert Säll: Guitarra Solista en "America"


    Track List:
    01. Dancing On The Edge
    02. What Should We Be Saying
    03. South Of Love
    04. Every Time You Walk Away
    05. America
    06. Longer Than I Care To Remember
    07. The Clock
    08. On Fire
    09. When The Lights Fade Away
    10. Handle With Care
    11. For The Time Still To Come



    Desde Francia viene este proyecto llamado Paris el cual está teniendo disparidad de críticas. Por un lado se está ensalzando el gran trabajo de los franceses gracias a los teclados, coros, elegancia y buenas melodías de los temas, pero por otro lado, en el que me incluyo yo, están los que piensan que aun siendo esto cierto, el trabajo te deja algo frío.

    Si bien las composiciones son elegantes y la idea de sacar un gran disco de Rock Melódico se hace patente desde la primera escucha, esto no es suficiente para que el álbum se haga atrayente al oyente. Y es que los temas no tienen el gancho necesario y las melodías resultan ciertamente desangeladas perdiéndose paulatinamente en el limbo y haciendo del proyecto un producto algo defectuoso. Y es que parece que se han preocupado más en promocionar las colaboraciones y los adornos que componen el redondo, que en realizar un excelente disco con grandes temas. Así podemos destacar que hay colaboraciones de la talla de Robert Säll (WOA, WET), Alessandro Del Vecchio (Lionville, Hardline, etc…) o el mismo Steve Newman.

    Y esto es lo mejor que podemos decir, porque una vez nos ponemos a escuchar el disco se van perdiendo las ilusiones y finalmente la esperanza. En mi primera escucha sin demasiada atención me pareció que había un disco elegante donde iba a disfrutar sobremanera conforme fuera desgranando lo que había dentro, pero no fue así. Por un lado las influencias del AOR más clásico y por otro las de Work Of Art en particular se hacen demasiado patentes y por momentos casi descaradas, cosa que no me parece mal, pero el resultado está lejos de ser el pretendido.

    Un bueno disco de AOR tiene que abrir con un gran tema y “Dancing On the Edge” se queda en un bien sin más, buena pero sin ser una maravilla. Tiene elegancia, buenas formas, pero no despunta, faltándole intensidad y cierto sentimiento sobre todo en las partes vocales, cosa que ocurre en todo el álbum, seguramente porque no he empatizado en demasía con Frédéric Dechavanne.

    “What Should We Be Saying”, “South of Love” o “On Fire” no están mal, pero con “The Clock” y “When the Lights Fade Away” sin ser malas canciones bajan algo el nivel, y aun estando escrupulosamente producidas resultan demasiado repetitivas, adormecidas y por momentos soporíferas, sin transmitir el sentimiento necesario.

    “Everytime You Walk Away” es un buen medio tiempo y “America” (solo de guitarra de Robert Säll) no está mal, aunque son temas que tampoco apasionan donde en esta última las influencias con WOA son más remarcadas.

    “Longer Than I Care to Remember” es un bonito y lento medio tiempo acompañado de elegantísimos teclados (como en todo el disco), siendo una de mis canciones predilectas del álbum. Parece que aciertan más con los temas pausados que con los más animados.

    Más reminiscencias a WOA en las partes rítmicas de “Handle With Care”, pero finalmente deriva en una canción de melodía insulsa acabando por ser la típica canción que no terminas de escuchar pasando a la siguiente, cosa que ocurre con un buen número de ellas en este redondo.

    El epílogo es “The Time Still to Come”, medio tiempo a modo de balada muy lineal (como casi todo el álbum) y sin demasiado sentimiento que no aporta nada especial.

    Habrá muchos fans que lo pasarán muy bien con este disco, no me cabe duda, pero en mi caso particular no ha sido así y hay que decirlo. Se puede resumir como un trabajo lleno de cuidadísimos detalles y elegantes coros y teclados (lo mejor que podemos escuchar), una fabulosa producción y buenas guitarras, pero cojea en otros contenidos también principales e inherentes a nuestro estilo de música, como las buenas melodías sacadas desde el corazón y el sentimiento. No siempre tendremos Paris.

    AUTOR: Juanan (Lord Ford Sammet)
    Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking


      Fecha y hora actual: Dom 19 Nov 2017, 21:02